cert_efic_energ

¿Qué implica la certificación energética de una vivienda?

¿Estás a punto de alquilar un piso? ¿Sabes si te falta algún documento para completar la venta de tu casa? Revisa bien y asegúrate de hacer check en el certificado energético de tu vivienda, un requisito que exige el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a toda aquella persona que vaya a alquilar o vender un inmueble.

El certificado energético es un informe que contiene abundante información sobre la orientación, la situación, la iluminación y los sistemas de producción de energía, aportando datos acerca del consumo energético y las emisiones de CO2 de un inmueble que se anuncia en venta o en alquiler.

Es un requisito imprescindible en el caso de venta de una casa, momento en el que si eres el propietario debes entregar el certificado energético de la vivienda al comprador y, por consiguiente, incluirlo en el contrato. Mientras que si la transacción es de alquiler, anexarlo en el documento de arrendamiento y asimismo entregar una copia al inquilino. También, la calificación energética debe aparecer en cualquier anuncio o acto publicitario que realices.

Para cualquier duda o aclaración, estaremos encantados de poder ayudarte en los siguientes datos de contacto.

¿QUE HACER PARA OBTENER EL CERTIFICADO DE ENERGIA?

En este punto seguramente ya sabes que la obtención del certificado energético para las viviendas es un requisito indispensable; sin embargo, muchos desconocen qué deben hacer para conseguirlo.

Si este es tu caso, el primer paso que tienes que seguir es llamar a un certificador autorizado que realice todo el proceso: inspeccionar la casa, redactar el certificado, entregarlo y registrarlo en el organismo autonómico correspondiente. Finalmente, te harás con la etiqueta energética, documento que posteriormente deberás mostrar cada vez que ofertes y promociones el inmueble.

No obstante, existen ciertas excepciones a considerar. En viviendas que no vayan a alquilarse durante más de 16 semanas al año y los pisos que dispongan de una superficie menor a 50 metros cuadrados, no es necesario mostrar la certificación energética.

etiqueta-energetica-1

¿Por qué es obligatorio el certificado energético?

El certificado energético es obligatorio en España desde el 1 de junio de 2013 para poder alquilar o vender un inmueble o local. La normativa procede de una Directiva Europea, iniciativa que formó parte de distintas deliberaciones de los Estados Miembros en las que éstos estimaban que en el 2020 se hubiera reducido un 20% las emisiones de CO2, aumentar un 20% el uso de energías renovables y que se produzca una mejora del 20% en la eficiencia energética.

  • Ventajas del certificado energético de tu vivienda

Un certificado energético indica la calificación de emisiones de CO2 y el consumo de energía que una vivienda aporta, siendo A la más eficiente, y G, la menos eficiente.

A la hora de comprar una casa, la información que aporta el certificado energético de una vivienda, será importante para ti pues conocer con precisión los datos de consumo y las emisiones de CO2 a la atmósfera, te mostrará un panorama que puede cambiar tu decisión de adquirirla o no, pues mientras mejores sean las condiciones energéticas del espacio, podrás gozar de ventajas como mejor calidad del aire interior, menor exposición al ruido y mayor confort.

Por otra parte, si te toca vender o alquilar un inmueble, la certificación de energía, según la escala en la que esté ubicada, influirá en el interés del futuro propietario o inquilino, pues valorará que su calificación energética sea de A o B, lo que representa mayor ahorro económico. La reducción del consumo de energía y el respeto al medioambiente son también algunos de los beneficios.

admfincas-3

  • El precio del certificado energético de tu vivienda

El Gobierno no establece un coste específico del certificado de eficiencia energética, pues no está estipulado en ningún decreto, sino que varía dependiendo de la oferta y la demanda que haya en ese momento en el mercado.

Para conseguir el certificado energético se toman en cuenta diversos factores que influyen en el precio. Por ejemplo, el tipo de inmueble, sea un piso, un local, edificio, casa, chalet u oficina individual, además de la superficie en metros cuadrados y su ubicación. Este presupuesto personalizado puedes solicitarlo acudiendo a servicios profesionales que estén cerca de tu zona, comparando así precios.

En definitiva, para cualquier asunto relacionado con la puesta en marcha de las necesidades energéticas de una vivienda conviene informarse con detalle de todo lo que implica cumplir con el medio ambiente.

Publicado en Sin categoría.